Un espacio para mi humano.

Abro los ojos y estoy vivo, lo compruebo todos los días.
Tanto agradezco por ello, que miro al techo infinito,
soy consciente que partí hace rato, hacia mi viaje diario,
que no me detuve a sopesar en ningún paisaje.

Me perdí de unos cuadros, de esos bellos instantes
que el Universo pintó para mí y no se atrevió a contarme.
Hoy monto vuelo en mi sueño y lo veo todo de arriba.
Uuu… ¡qué diminuto es el orbe! Y cuán grande es mi anhelo.

Vivo todos los días en este cuerpo y mi recorrido lo sabe.
Mismo espacio al despertarme, mismo espacio al acostarme,
intento bailar al compás de mi mejor nota,
el ritmo que intenta abrazar mi desvarío más rutilante.

Todos vamos en un solo vagón, pero de distinto desaire.
Todos nacimos juntos, de la misma semilla y,
caímos en siembras diferentes y crecimos en costales diferentes,
y hoy es el día, en que nos reencontramos en el inmenso mercadío.

Quiero romper esquemas, muy arraigados en nuestra estirpe.
Me pegan la mano para distraerme en el acto.
Pero voy seguro, empotrando mis pasos, en donde,
quiero ganar un espacio, donde quepa mi humano.

*F.j.s.r.

pluma_caminoLa pluma y el camino.

Quiero salir a caminar…
Ey paremos un rato..no corran.. el camino es sabio.
Dejemos todo. Olvidemos todo. A quién llevamos esta carga?
Nadie los necesita. Quiero salir a caminar. Vuelvo en un rato.

Mis pasos se volvieron rebeldes y ellos conducen mi destino.
Son bravos y son vagos y son sabios…ellos conocen el camino.
No me preocupo por nada, sólo me dejo llevar por el sendero.
El sendero sabe y mis pasos también, ellos se conocieron en el andén.

Quiero salir a caminar y coquetear con la brisa.
Quiero abrazar a cuántos árboles encuentre.
Quiero perderme y encontrarme una y otra vez.
Quiero correr al encuentro de mis sueños, y hamacarme en sus brazos.

Quiero vivir liviano, y ascender temprano.
Puedo caminar rápido, pero me pierdo detalles.
El sol se esconde cual un niño travieso.
Y la luz me guía, porque conoce mi historia repetida.

Quiero salir a caminar y alejarme del ruido.
Quiero entender cosas q de niño me inquietaban.
Quiero saber muchas respuestas.
Y tocar puertas de este mundo de incógnitas.

El odio es la regla, y el amor una vez más es la excepción.
Atolondrada es mi letra, pero fina es mi pluma.
Como fina es la línea, que separa el adiós…
De un hombre que entiende como vimos el candor.

f.js.r.

NO TE DETENGAS, por Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

WALT WHITMAN (1819-1892)

Deja un comentario.